Jesús Manuel Sáez Hidalgo

Quiromasajista y masajista TNDR.

Cuando nos duele la cabeza, el estómago, nos lastimamos o nos golpeamos, colocamos nuestras manos en la parte enferma o dañada, y esto nos alivia el dolor. Lo hacemos como un acto reflejo e instintivo.

Desde épocas muy antiguas, tanto en Oriente como en Occidente, se sabía que de este modo se podía aliviar el dolor rápidamente, y que a través de nuestras manos se irradiaba una “misteriosa energía”. El efecto también tenía que ver en parte con la persona que lo hiciese. De esta manera se empezaron a sistematizar las terapias de imposición de manos, de manera que llegaron a ocupar una posición muy importante como terapia natural.

Así pues, Reiki no tiene nada que ver con un masaje. Es la simple imposición de manos para sanar. No hace falta ni tan siquiera tumbarse en una camilla (aunque en ocasiones, si se dispone de ella, es un estupendo recurso). Y por supuesto, no hace falta desvestirse ni nada parecido.

El Universo tiene una energía que lo impregna todo y mantiene en orden la Naturaleza. Las personas tenemos la capacidad natural de nutrirnos de ella, de canalizarla y transmitirla. La ciencia moderna ha llegado a la conclusión de que todo lo existente en el Universo está constituído por vibración. Pues bien, Reiki es la vibración de la más alta dimensión.

El método Reiki tiene su origen en la curación con las manos. Mikao Usui fue quien lo desarrolló a mediados del siglo XIX, aunque afirmó que únicamente redescubrió una técnica de sanación milenaria que ya existía pero llevaba mucho tiempo olvidada.

Es un sistema de armonización natural, un método terapéutico para corregir desequilibrios psíquicos y físicos por medio de la utilizaciñon de la Energía Vital Universal. El sanador se convierte en canal, para armonizar a todos aquellos a los que ve y toca.

  • Sólo por hoy no te preocupes
  • Sólo por hoy no te enfades
  • Honra a tus Padres, Maestros y Mayores
  • Gana tu sustento honradamente
  • Muestra gratitud por todo lo que te rodea

« Reiki – Aplicaciones ¦ TNDR  ¦ Theta Healing ¦ En la consulta »