La TNDR es una técnica de naturopatía cuyo nombre responde a las siglas de los siguientes términos:

  • Técnica: Conjunto de procedimientos y recursos.
  • Naturista: Totalmente en armonía con la naturaleza del Ser Humano.
  • Desbloqueante: Hace que la enfermedad rompa el bloqueo y empiece a evolucionar.
  • Regeneradora: Los tejidos destruidos y enfermos inician un proceso de regeneración.

Se basa en la capacidad que tiene el organismo de los seres vivos de regenerarse por sí mismo. Esta capacidad, que podemos comprobar habitualmente cuando nos cicatriza una herida o se suelda un hueso roto, por ejemplo, se extiende a cualquier otra dolencia que se genere en nuestro cuerpo. Sin embargo, no somos conscientes de ello.

Pero en ocasiones esta capacidad no está presente o no puede actuar. Ello es así porque aparecen una serie de bloqueos que impiden actuar a los mecanismos naturales de regeneración de los que disponemos. En este momento es cuando aparecen las enfermedades.

La TNDR es una técnica naturista, es decir, trabaja simple y llanamente para facilitar que nuestro cuerpo recupere su capacidad natural de regenerarse por sí mismo, sin provocar efectos secundarios, ni realizar ninguna maniobra
invasiva, que siempre supone una agresión para los tejidos y los órganos vitales. Es decir, facilita. No obliga.

Es desbloqueante, porque busca eliminar el bloqueo que se presenta en la zona afectada y con ello facilita que la energía y los nutrientes comiencen a fluir por la misma.

Y es regeneradora, porque con su aplicación los tejidos se renuevan, precisamente por lo expuesto en el punto anterior: los bloqueos impiden que la energía fluya por la zona afectada, y en consecuencia, que las células se reproduzcan. Si tenemos en cuenta que por término medio, las células de nuestro organismo cambian  completamente de forma natural cada 7 años (algo que está estudiado científicamente), habría que preguntarse porqué un cartílago de una rodilla, por ejemplo, no es capaz de volver a su estado original cuando se ha desgastado. Esto es algo que raramente se consigue con otras técnicas. Sin embargo, la TNDR facilita que este proceso se dé en nuestro organismo de manera natural, y que se recuperen y regeneren los tejidos.

« Un cambio de perspectiva ¦ ¿Por qué elegir TNDR? »